10 COSAS QUE ODIO DE MÉXICO

lazy

10 COSAS QUE ODIO DE MÉXICO

Por Francisco García Pimentel

@franciscogpr

15 de septiembre 2017



 

A México lo amo con el alma entera. Y amar a algo –o a alguien- implica amarlo con sus cosas buenas y sus cosas malas. Porque México tiene ¿es propio decirlo? Cosas que aborrezco y que si pudiera, desaparecería de plumazo.

Odio la impunidad que deja libre al corrupto.

Odio el narcotráfico, su dolor, su poder y su muerte.

Odio la violencia que genera violencia.

Odio al machismo que hace menos a otros.

Odio la doble moral de rosario y burdel.

Odio la impuntualidad y su excusa perpetua.

Odio el odio social, histórico y racial.

Odio la incapacidad de ahorrar y planear.

Odio la pereza y distracción que nos alejan de la lectura.

Odio el mito de los héroes y el hecho de que seguimos esperando uno.

Por otra parte; hacer una lista de 10 cosas que amo de México es casi imposible, porque las virtudes de mi patria superan por mucho a sus vicios, y el poco tiempo que he pasado fuera de él no ha hecho sino confirmar mis sospechas: que México es, de verdad, el mejor país del planeta.

Entre otras miles de cosas, de México…

Amo la hospitalidad de su gente.

Amo el calor de sus familias.

Amo el sabor de sus platillos.

Amo el clima de sus pueblos, ciudades, montañas, desiertos y playas.

Amo la fe de sus fieles.

Amo la creatividad de sus trabajadores.

Amo que no sea necesaria una excusa para hacer fiesta.

Amo el humor con que vemos el mundo.

Amo su música, su prosa y su poesía.

Amo su capacidad para ser solidario.

Ambas caras, la que odio y la que amo, son reales. Pero no tienen que serlo para siempre. Nuestro presente no es nuestro destino. Nuestro pasado, tampoco. Ahora, si pensamos más allá de uno, dos o diez años. ¿Cuál será el México del futuro? ¿En 100 años seremos un país de criminales, o uno de familias? ¿Uno de corruptos o uno de artistas?

Creo que la respuesta es sencilla, si se piensa con la cabeza fría. Haz tu lista, si no la has hecho ya: lo que amas y lo que odias. Ambas caras de México conviven en nosotros cada día.

¿De qué se habla en tu casa, en tu oficina? ¿De qué se llenan los noticieros y libros? ¿De qué conversas con tus hijos y tus amigos? ¿De qué hablas cuando hablas con extranjeros o visitantes? ¿Qué compartes en tus redes y reuniones? ¿Qué cara de México alimentas cada día? – ¿La del México que amas o la del México que odias?

A la larga, como en la alegoría de los dos lobos, el México que sobreviva será la que tú alimentes más.

@franciscogpr

fgpr


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s